<!--:es-->Sugar Metropolis: una ciudad de azúcar construida con 500 000 cubitos de azúcar, por 5000 personas.<!--:-->

Sugar Metropolis: una ciudad de azúcar construida con 500 000 cubitos de azúcar, por 5000 personas.


Organizar 5.000 personas para hacer una pieza de arte en colaboración utilizando 500 000 cubos de azúcar suena parece la receta indicada para el desastre, pero el escultor irlandés Brendan Jamison logró hacer Sugar Metropolis, un modelo de ciudad diseñada con azúcar común, junto a un enjambre de voluntarios.

Jamison tuvo la idea de utilizar la maltosa en el 2003 cuando estaba trabajando en una animación hecha con stop-motion. Él experimentó con diferentes tipos de dulces y, finalmente, se dio cuenta de que los terrones de azúcar, con sus dimensiones normales, el color prístino, y la estructura tipo ladrillo, resultaron la combinación perfecta para construir cosas. “Una vez que empecé a trabajar con el azúcar, las posibilidades se tornaron infinitas” , dice.

metropolis-12 metropolis-13 metropolis-06 metropolis-10

Lo que empezó como una chiste se convirtió en la marca registrada de Jamison. Ha creado instalaciones de azúcar para galerías en todo el mundo.

“La belleza de un proyecto como el del Sugar Metropolis es que atrae a personas de todas las edades, desde niños pequeños a adolescentes, adultos y jubilados”, dice Jamison. “El enfoque democrático significa que se convierte en una obra de arte que es de todos.” Jamison contrató a un equipo de escultores que instruyó a los participantes en la manera de apilar los ladrillos con mayor eficacia, los dirigió a las áreas de la habitación que requerían atención, y aseguró que siempre hubiera una dirección general preservando las ideas propias de los visitantes. “Algunos miembros del público construyeron nuevos diseños por su cuenta, otros colaboraron con amigos y familiares, y otros crearon por encima de las construcciones existentes”, dice Jamison. “Esto fue particularmente emocionante, ya que crea maravillosos estilos arquitectónicos híbridos.”

metropolis-02 metropolis-07 metropolis-08

Jamison está presentando solicitudes para replicar la experiencia en galerías de todo el mundo. “Se trata de un material terapéutico para trabajar”, dice Jamison. “El aspecto multi-sensorial del material implica que la gente no sólo ve las esculturas, sino que también se puede imaginar el sabor de los cristales de azúcar disolviéndose en su boca.”

Una de las pocas obras de arte que pueden expandir tu mente y provocarte diabetes tipo 2 al mismo tiempo.

Artículo tomado de wired.com

1 comment

Add yours

Los comentarios están cerrados.