Arte Callejero en Buenos Aires: Entrevista al Grupo Primo


Primo Murales es el nombre del dúo de artistas que realizó el mural en Av. Corrientes al 2000 (el frente de Escuela Da Vinci). Ganadores del primer premio del Concurso de Arte Callejero, el grupo Primo cuenta ya con dos años de vida, en los cuales realizaron una gran variedad de trabajos en la ciudad de Buenos Aires y en el interior del país.

En esta entrevista reponden varias preguntas acerca de su método de trabajo y de cómo ven ellos el desarrollo del arte callejero y el graffiti en Argentina.

Frente-DV-cortado

La primer pregunta obvia es si son primos realmente. La segunda es cómo se interesó, cada uno de ustedes, en este tipo de arte y qué los decidió a dedicarse a esto.

S: Somos primos hermanos, nos criamos juntos. Nuestras madres son hermanas, así que tenemos bastante en común de la cultura familiar. Empezamos simplemente interviniendo el patio de mi casa, de ahí se fue expandiendo hacia otros patios / terrazas para finalmente salir a la calle, donde preferimos pintar siempre que podemos.

Nico: Anécdotas hay sobre cómo cada uno se acercó al muralismo o “arte urbano”, hoy en día estamos acá posiblemente porque esos dos caminos se cruzaron y la suerte de ser familiares viviendo medianamente cerca uno del otro.

Cuáles son, para ustedes, las ventajas y dificultades de trabajar en la calle, en comparación a trabajar en medios considerados más tradicionales para los artistas (cuadros sobre tela, papel, etc)?  Y cómo creen que difiere el efecto de la obra sobre el público (en el caso de un mural contra los métodos tradicionales, como dije recién?

S: Las ventajas son muchas: la democratización del arte, romper con la institución y el círculo cerrado que ella implica, demostrar que cualquiera puede hacer un mural o apreciarlo, correrse del lugar tradicional de sujeto social-máquina e intervenir el lugar donde vivimos, relacionarse con la gente que pasa y que vive ahí. Conlleva sin embargo muchas dificultades: conseguir una buena pared donde pintar, tener que pagar todos los materiales y no tener un vuelta económica (no es algo “vendible”), transportar todas las herramientas y materiales hasta el lugar. Es una experiencia totalmente distinta a pintar un cuadro.
El efecto sobre el público es inmediato y buscamos que genere el mayor impacto posible (a diferencia de lo “lindo, agradable, bien hecho” de un cuadro tradicional). En 1 o 2 días se transforma una pared, deja de ser un muro para convertirse en una pintura, una manifestación artística, y eso cambia la rutina diaria. Es un enorme poder que tiene el mural, tanto por su impacto visual, popular, como por su crítica a los roles establecidos del sistema de consumo (haciendo en vez de consumiendo).

Nico: En este tipo de comparación pienso que el tamaño del “lienzo” genera otras sensaciones que se pueden explicar de diversas maneras, desde el punto de vista social que lo estemos haciendo “sin lucro” y por “amor al arte”, da de nosotros a la sociedad algo que, como el arte, no está en los planes de muchas personas. Las dificultades son personales (como uno logra luchar con el boceto y la pared), pero las que más se exteriorizan son las críticas y elogios a las que uno tiene que contestar cuando uno está pintando.

Podría aproximarme a la respuesta pero no acertar: no tengo muchos conocimientos sobre pintura a nivel social o psicológico, pero muy claro está que popularizar cierto paradigma que por muchos años permaneció privado, es mostrar la otra cara de la moneda.

¿Ninguno de los dos estudió pintura?

S: Sí, de chico estudié en un taller de plásticas durante 10 años donde hacíamos dibujos, pinturas, grabados, esculturas, máscaras, etc.

Nico: No

¿Cuáles son sus artistas favoritos?

S: Hay muchos y se van sumando constantemente, hay muralistas de afuera como Aryz, Blu, Inti, Interesni Kazki que son increíbles y generan unas imágenes muy chocantes; muchísima gente de acá que también está produciendo cosas muy buenas. Y de la plástica tradicional hay miles de referentes, principalmente todos los pintores de los ismos y las vanguardias del s.XX.

Nico: Actualmente y con respecto al tema, se suman Aryz, Inti, Robert Proch, Etam Crew, Interesni Kazki, Arsek & Erase, HRVB theweird, Nychos theweird, Cone theweird, Pixel Pancho, etc

Muchas veces pasa por lo diferente, el tema que tratan, el tratamiento de color, la paleta de colores, las formas, la perfección de línea, los ambientes.

Mis referentes tradicionales serian Bouguereau, Rubens, Guérin, Malczewski, Van Gogh.

¿Siempre usan como base una fotografía, como hicieron en el mural de Corrientes al 2000? 

S: Solemos componer en base a fotografías porque nos resulta más fácil, pero de a poco vamos mezclando con nuestros propios bocetos y diseños; muchas veces componemos digitalmente en base a dibujos y varias fotografías.

Nico: Por el momento, sí. Es la primera aproximación a este tipo de pintura en pared que se nos presentó, nos es más fácil también que al trabajar en grupo sea un boceto predeterminado el que será pintado y atenerse a eso, para evitar conflictos de intereses.

¿De todos los proyectos que hicieron hasta ahora, cuál les dió más placer?

S: Creo que todos tienen lo suyo de placentero y de incomodante a la vez, porque uno puede estar conforme pero siempre quiere mejorarse y dar un poco más. El trabajo que hicimos en la Casa Cultural El Quetzal junto con Nice Naranja fue uno de los que más disfruté.

Nico: Recuerdo que “expresiones 2” fue el que más satisfacción personal me dio, poder haber alcanzado el resultado que uno quiere, y en cuanto a placer que sigue perdurando, en El Quetzal, se armó un lindo ambiente, disfrute mucho de ir día por medio.

¿Cuál es la situación del arte callejero en Argentina hoy? Es evidente que en los últimos años fue dejando de ser una cultura under, por llamarla así, y entrando en una etapa de más aceptación de la gente. ¿Esto les parece bien, les molesta…?

S: Nosotros empezamos a pintar a principios del 2012, antes no tenía idea sobre el arte callejero así que me es difícil hacer una comparación. Hoy veo que es una actividad muy emergente, se está multiplicando por todos lados y está buenísimo que así sea, ojalá siga creciendo la aceptación de la gente. El único inconveniente es que el mercado del arte lo acapare con sus inevitables garras y se produzca con la idea de comercializarse. Pero hay que aprender a vivir con ello y seguir siendo honestos.

Nico: Sigue creciendo, somos amateurs para poder responder ciertas preguntas como estas, hay gente que pinta hace años y hoy por hoy se les están dando más posibilidades quizás por todo este crecimiento. Con respecto a lo último creo que al haber más aceptación deriva de haber tenido un juicio previo y detenerse a pensar que no todo es aberración y un ataque contra la sociedad cuando se pinta la calle en este caso, en general espero que se pueda demostrar cada uno como ciudadano puede ofrecer un poco más, evitando la indiferencia, egocentrismo o antipatía por el resto.

¿Cuáles dirían que son sus temas principales?

S: Las caras de la gente suelen ser nuestro tema, sus expresiones. Es como darle una identidad a cada pared que desafía la propia identidad de quien la mira, en su contexto social.

Nico: Caras con cierta expresión la cual nos ponemos de acuerdo en realizar. Muchas veces da iniciativa a combinarlas con culturas, colores. Pienso que el componente principal es hacer lo que a uno realmente le gusta.

¿Cuáles son sus materiales favoritos para trabajar?

S: Aerosol en primer lugar y estamos aprendiendo a usar el latex que da otras posibilidades a la hora de pintar.

Nico: Aerosol, y rodillos.

 

¿Cómo elijen el lugar para llevar a cabo un mural? ¿Qué es lo que tiene que tener?

S: Principalmente una pared lisa, grande, con buena visibilidad, que no tenga aberturas (una ochava grande por ejemplo). También surgen otras paredes que nos llaman la atención porque las miramos y sentimos que ahí iría bien una pintada.

Nico: Muchas veces el tamaño y el formato, las proporciones de alto y ancho.. Capaz ya venimos con una imagen en la cabeza y medio translucido se ve impuesta en la pared. Preferimos la pared lisa.

¿Planes para el futuro?

S: Seguir pintando y dibujando, crecer en la estética propia y en los proyectos que encaramos; expandirnos profesionalmente.

Nico: Intentar que esto no termine, seguir dibujando todos los días, estudiar y seguir interesándome por las cosas.

Entrevista: Martín Monreal . Más sobre Primo Murales en www.primomurales.com.ar

Escuela Da Vinci . Cursos y Carreras de Diseño y Arte Digital