Informes: (+54-11) 5032-0076 | Alumnos: (11) 5032-0055

Da Vinci

Mobile Nav

Alumna reconocida en la Art3f de París por su modelo 3D

"¡El ratón va a París! Fue elegido para exponerse en la Art3f International Contemporary Art Fair en París", celebró Julieta Orliacq en su cuenta de Twitter. No era para menos: la egresada del Curso de Formación Profesional de Modelado 3D y Render había sido convocada para un evento reconocido a nivel mundial donde se presentan las últimas novedades del arte contemporáneo.

Una fundación española buscaba artistas para armar un libro, que luego se repartiría por las galerías de arte de Europa. Orliacq envió su portfolio digital, quedó entre los seleccionados y un par de trabajos fueron publicados. Casi tres meses después, le llegó un mail de la Galería Gaudí de Madrid que la invitaba a participar de una feria con su representación. "No lo podía creer. Imaginen mi cara cuando llegué a la parte en que decían que la feria era en París y tenía alcance internacional. Casi me da un infarto", recordó. 

Así fue que el Centro de Exhibiciones Porte de Versailles no solo expuso su trabajo titulado Un ratón en la oficina, sino también un fotograma de una animación que había iniciado en en el Curso de Formación Profesional de Animación 3D de Da Vinci (Flooores), y se le sumaron otras tres obras: Acuática, Dusclops y Cuidando al planeta (de la que se vendió una copia). "Hasta este momento, nunca había podido mostrar mis creaciones digitales más allá de las redes sociales. Participé en algunas exhibiciones, pero siempre de dibujo y pintura", expresó.

La creación de Orliacq aparece en los folletos promocionales de Da Vinci. Tras pensarla y diseñarla en la Universidad de Palermo, la alumna la perfeccionó a lo largo de las clases de Modelado 3D. La escena, que cuenta con más de 300 objetos, quince luces y necesitó 17 horas de render, se expuso en la feria durante el 1, 2 y 3 de febrero.

Flooores

La historia se remonta a los tiempos de facultad. La artista tuvo que inventar algo rápidamente para convencer a un profesor al que no le habían gustado sus propuestas para el trabajo práctico final. "Era el deadline y no se me ocurría nada. Me apoyé en el barandal de un sector que daba al patio interno del piso de abajo y me limité a mirar lo que hacía la gente", explicó Orliacq. Y completó: "Un chico se paró frente a la máquina de snacks. La máquina no le daba lo que quería pero tampoco le devolvía las monedas. Entonces, se me cruzaron varios pensamientos: roedores, una expendedora que no funciona, ruido de oficina... y surgió la idea".

La alumna bocetó un storyboard en tiempo récord y logró aprobar. Años después, y como el rig era "extremadamente básico" y tenía un mapa de desplazamiento en vez de pelos, tomó el Curso de Modelado 3D y Render para perfeccionarse. Así pudo diseñar toda la oficina del ratón, mejorar el rig y agregarle pelos reales. "Hasta ese momento, el escenario solamente tenía al ratón pelado, la máquina, y un dispenser de agua", comentó la autora. Herramientas del software específicas -"que hasta entonces no conocía"- y el trabajo combinado con otros programas le dieron nuevos recursos para "ahorrar mucho esfuerzo y tiempo".

Acuática

"El curso me fue sumamente útil para refinar conocimientos y aumentar mi productividad. Aprendí a identificar bien los distintos tipos de modelos 3D y métodos de modelado. Así, armé mi propia metodología de trabajo", prosiguió. Y completó: "En cuanto al render, finalmente aprendí a manejar VRay y pude crear mis propios materiales en vez de descargarlos de la web. Al fín, y con la guía de los profesores, entendí cómo 'peinar' al ratón, diseñar una iluminación mucho más realista y tener mayor control sobre el resultado final gracias al render por capas, que hasta entonces no sabía que era posible. Además, como tengo un problema de visión que me impide identificar colores, me ayudaron a retocar el color de las luces y a recompaginar la imagen final".

Ahora, "Pinky" ("salió de color rosa chicle la primera vez que lo rendericé") acaba de compartir espacio con obras de alrededor de 1.500 artistas que se encuentran con más de 75.000 espectadores a medida que se desarrolla la feria. "Fue una gran experiencia para mí; es la primera vez que veo que el diseño por computadora es apreciado desde un punto de vista artístico. Intercambiar palabras, conocimientos e ideas con artistas de todo el mundo no tiene precio. Ahora, sigo modelando y experimentando con técnicas diferentes", concluyó Orliacq.

Etiquetas: 3D Experiencia laboral

Navegación Móviles